Víctor Andrés García Belaunde: “Yo no he visto hasta ahora algún abogado de Odebrecht pasar por la fiscalía”

Las declaraciones del Ministro de Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo, de no poder trabajar sin las empresas del ‘club de la construcción’ han provocado diversas reacciones. El excongresista Víctor Andrés García Belaunde manifestó, durante una entrevista en ‘Rey con Barba y Tudela’ que “este ministro (Edmer Trujillo) es nefasto. Primero no vio el tema de las licencias a las empresas de transporte y ahora dice que no se pude trabajar sin los corruptos. Pero no solo en el ‘club de la construcción’ hay corruptos. Un ejemplo es lo que pasa con LAP, el operador del aeropuerto. Han dicho que el nuevo aeropuerto se entregará dentro de cinco años, pero que la obra empezará en un año. Lo que no dicen es que se han demorado 20 años en empezar la obra”.

“Ahora dicen que les han entregado más terreno del que se necesitaba, han descubierto que se les ha entregado 149 hectáreas de más. Es decir que el estado expropió, pagó, por 149 hectáreas que se las ha entregado a estos señores. En estos terrenos de más lo que van a construir son centros comerciales, hoteles, casinos, y han acomodado el clausulas en el contrato para que no se consideren en el pago del canon. El Ministerio de Transportes les está permitiendo estas cosas”, agregó García Belaunde.

El exlegislador de Acción Popular señaló que el Ministerio de Transporte no se opone a los cambios y que para el 2024 que esté listo el nuevo terminal con la segunda pista, la infraestructura ya estará colapsada por la demanda. “Además han modificado el proyecto del aeropuerto. Ya no van a ser dos terminales. Van a ser dos pistas y un terminal. Y en el terminal actual van a ser oficinas y área comercial, y le han extendido 10 años más de contrato de concesión. Todo permitido por el Ministerio de Transportes”.

Sobre el caso de Odebrecht dijo, en el programa de Willax Televisión, que “es un escándalo. No se ha allanado sus oficinas, no se han embargado sus cuentas, no se le ha hecho nada. En Lurín tiene unos almacenes donde están sus archivos y tampoco han sido tocados”.

“El caso de la hidroeléctrica de Chaglla es terrible; costó 600 millones de dólares y se vendió caso porque hay un subsidio del Estado que va a garantizar la compra de la energía. Las empresas no solo valen por el negocio, sino además por su flujo de caja. Ahí tienen seguro un ingreso de más de 100 millones de dólares anuales que pagará el Estado. Pero además la Sunat está pidiendo cobrar por pagos extras. Esos impuestos son generados por las coimas. Yo no he visto hasta ahora algún abogado de Odebrecht pasar por la fiscalía. Acá parece que no los necesita”, añadió el ex parlamentario.