Vacunación contra COVID-19 comenzó mal en Arequipa y Cusco

301

Manipulación en lista de vacunados beneficiaría a trabajadores que no están en primera línea.

Los primeros en ser inmunizados debían ser profesionales que atienden pacientes con COVID-19, pero en el padrón aparecieron servidores, incluso algunos que hacen trabajo remoto.

El primer lote de vacunas estaba destinado al personal de salud más expuesto al virus. A los profesionales que laboran en áreas críticas de hospitales: Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y emergencias para pacientes con COVID-19.

Pero en la distribución de las primeras dosis, también se incluyó a trabajadores que no están en primera línea de atención de pacientes infectados. Incluso para servidores que efectúan trabajo remoto. Algunos casos fueron detectados en Cusco y Arequipa.

Un hecho que es cuestionable en Arequipa en el proceso de vacunación, porque tres establecimientos de la Red de Salud de Arequipa-Caylloma fueron intervenidos ayer por la Dirección Contra la Corrupción de la Policía. Esto tras denunciarse de manera anónima una manipulación en la lista de vacunados. Se acusó que hay profesionales que no cumplen ese criterio, excluyendo a profesionales de áreas críticas. La acusación revela que se beneficiaría a cambio de dinero.

Los efectivos acudieron a los centros de salud Ampliación Paucarpata, que atiende en el hospital Docente Pedro P. Díaz, al centro de salud Manuel Prado y al de Campo Marte. Luego intervinieron las oficinas de la Red de Salud. Recogieron documentación en la que acreditaron que hay personal administrativo y que realiza trabajo remoto en los padrones nominales. También, hay un médico veterinario, Carlos Osorio Gallegos, que cumple labores administrativas en Paucarpata.

La Red de Salud Arequipa Caylloma debe recibir 458 vacunas chinas Sinopharm para inocular a igual número de profesionales de primera línea en 7 establecimientos que atienden 24 horas. La directora de la unidad, María Elena Flores, aseveró que ellos no modificaron la lista y es el Ministerio de Salud que la envían para ser corroborada. “Nosotros no hemos manipulado ningún listado ni podríamos hacerlos”, contestó.

Un caso similar fue en Cusco, el director del Hospital Regional, Jorge Galdós, envió una carta al gerente regional de Salud, Juan Spelucín, mostrando su extrañeza porqué en el listado había servidores que ya no laboraban en el dicho nosocomio, mientras que se dejó de lado a profesionales de la salud que prestan servicio en el Centro de Atención Temporal para pacientes COVID-19.

Además, Oscar Ayauja Medrano, el gerente regional de Control de Contraloría en Cusco, informó que hay indicios de que el padrón incluye a personal que realizó trabajo remoto y otros que estaban con licencia. Spelucín precisó que “se garantiza el resguardo de dichas vacunas las mismas que no podrán ser utilizadas hasta la autorización del Ministerio de Salud”, apuntó. En EsSalud también se presentaron esos problemas. El gerente de la Red Asistencial Cusco, Edgar Carrillo Zavala, dijo que fueron “involuntarios errores u omisiones”.

Fuente: La República