Fuente: con información de EFE. Foto: Getty Images

El Gobierno de Uruguay pretende limitar el derecho de reunión durante 60 días, prorrogable por 30 más, según un proyecto de ley enviado ayer al Parlamento para su análisis y aprobación hoy.

“Limítase transitoriamente, y por razones de interés general, el derecho de reunión consagrado por el artículo 38 de la Constitución. Suspéndanse las aglomeraciones de personas que generen un notorio riesgo sanitario por el plazo de sesenta días”, señala el primer punto del proyecto de ley para reglamentar el mencionado artículo de la carta magna.

El Ejecutivo de dicho país define las aglomeraciones como “la concentración, permanencia o circulación de personas en espacios públicos o privados de uso público en las que no se respeten las medidas de distanciamiento social sanitario, ni se utilicen los elementos de protección personal adecuados”.

Además de especificar que podría prorrogarse ese período por 30 días más, establece que, además del apercibimiento y la observación, quienes infrinjan la norma podrán ser castigados con multas de 30 a 1.000 Unidades Reajustables (UR, aproximadamente de 950 a 32.000 dólares), recaudación que se destinará al denominado Fondo coronavirus, creado al inicio de la crisis sanitaria.

Cabe recordar que este proyecto de ley será votado hoy en una sesión extraordinaria en el Parlamento uruguayo, luego de que el presidente Lacalle Pou anunciara varias medidas para contener el aumento de la Covid-19.