Los dientes en mala posición son uno de los principales problemas que sufren las personas desde muy temprana edad. Mantener los dientes de esta manera trae consigo numerosas consecuencias. Por ejemplo, la mala mordida evita que las personas tengan buena higiene, lo que puede provocar la pérdida precoz de los dientes. Este problema también puede generar dolores de cabeza, dolores musculares y síndrome de ATM. Además, no podemos dejar de lado el punto de vista estético: los dientes torcidos no son muy atractivos.

Afortunadamente, los brackets son una solución muy efectiva a este dilema. A través de la ortodoncia, los dentistas pueden implantar estos aparatos encima o detrás de los dientes para corregir su posición y fortalecerlos. Gracias a ello, se solucionarán los problemas de mordida y se mejorará considerablemente la sonrisa de la persona.

Existen tres clases generales de brackets a disposición de todos los pacientes, cada uno con ventajas y desventajas muy particulares. Estos son los brackets metálicos, los brackets estéticos y los brackets linguales.

Si necesitas colocarte brackets en Lima y quieres conocer la mejor opción para ti y tus dientes, te invitamos a leer la siguiente guía detallada que Solución Dental tiene para ti.

¿Qué tipo de brackets utilizar?

Brackets metálicos

La ortodoncia metálica es la más común y antigua de todas. Están hechos generalmente de acero inoxidable y se crearon con la finalidad de corregir la posición de la dentadura, de forma que se alivien los distintos problemas que este mal acarrea en las personas.

Los brackets metálicos han evolucionado con el tiempo y se han perfeccionado para que puedan ser más pequeños y redondeados. Además, son útiles para todos los problemas de maloclusión existentes, incluyendo los casos quirúrgicos más raros y graves. Por eso, se consideran los mejores brackets para cualquier tratamiento.

Entre las principales ventajas de los brackets metálicos se encuentran su versatilidad para curar todo tipo de problemas de maloclusión, el precio accesible para todo los pacientes sin reducir la calidad del proceso; y la durabilidad, porque son la clase más resistente y requiere de cuidados higiénicos sencillos.

Sin embargo, los brackets metálicos no destacan por su apariencia, un punto por el cual muchas personas jóvenes y adultas los rechazan. Además, pueden ser una opción poco cómoda, ya que su estructura metálica tiende a provocar heridas en los tejidos orales.

Brackets estéticos

Como su nombre lo indica, los brackets estéticos son aquellos aparatos de ortodoncia capaces de corregir la posición de los dientes con un enfoque en la apariencia, pues son brackets muy discretos y cómodos. Estos pueden ser brackets cerámicos y brackets de zafiro. 

Por un lado, los brackets cerámicos son uno de los más populares en la actualidad, debido a su comodidad y a su apariencia casi imperceptible, pues tienen el mismo color que los dientes y no se mancharán con el tiempo. Son resistentes, efectivos y cuentan con un rango de precios accesible. 

Por otro lado, los brackets de zafiro son la cúspide de la ortodoncia estética. Son brackets completamente transparentes y fabricados en base a zafiro monocristalino. Son prácticamente imperceptibles, muy resistentes y duraderos. Sin embargo, son la clase de brackets más costosos.

Los brackets estéticos son tan funcionales como los brackets metálicos, pero existen ciertas consideraciones a tener en cuenta. Primero, son más costosos que el tratamiento convencional, en especial los brackets de zafiro. Segundo, pueden requerir de una limpieza más minuciosa tras cada comida, por lo que se necesitará adaptar los hábitos higiénicos del paciente. Además, en ciertas ocasiones se tendrán que combinar con brackets metálicos, particularmente en la zona posterior de los dientes. Y como lo mencionamos anteriormente, algunos casos quirúrgicos raros requerirán únicamente de brackets metálicos.

Brackets linguales

Si quieres mejorar tu dentadura, pero por ningún motivo deseas tener brackets a la vista, los brackets linguales son la solución a todos tus problemas. La ortodoncia lingual es aquel tratamiento en el que los brackets se colocan en la parte trasera de los dientes. De esta manera, se obtienen los mismos resultados funcionales que la ortodoncia tradicional y se maximiza la estética de los dientes durante todo el proceso.

Los brackets linguales son completamente invisibles y tampoco provocarán un abultamiento en tus labios, como sí ocurre con otros tipos de brackets. Además, permiten realizar un tratamiento de blanqueamiento dental a la par que la ortodoncia. Por otro lado, es un proceso menos doloroso gracias a sus arcos térmicos y brackets autoligantes linguales. También, pueden tratar todo tipo de casos de maloclusión dental sin dañar los dientes.

Aunque sea más costoso que los tratamientos tradicionales, es mucho más económico si se compara a otros procesos de ortodoncia invisible como el invisalign. Sin embargo, puede ocasionar molestias en la lengua debido al roce continuo con los brackets e incluso provocar la mala pronunciación al momento de hablar.

Cada tipo de brackets tiene sus particularidades. Si no te importa la apariencia del proceso de ortodoncia, los brackets metálicos serán perfectos para ti. Además, podrás personalizarlos con ligas de diferentes colores. Pero si la estética es un factor muy importante y cuentas con el dinero suficiente, podrás invertir en brackets estéticos de cerámica o zafiro e incluso podrás aplicar brackets linguales completamente invisibles. 

Sin embargo, recomendamos encarecidamente seguir el diagnóstico de tu ortodoncista. Si te atiendes con un dentista profesional y con amplia experiencia, este evaluará la situación de tus dientes y te ofrecerá la mejor opción para ti. De esta forma, podrás conseguir los dientes que siempre soñaste con los brackets ideales para ti.

 

Solución Dental es una institución odontológica en Lima especializada en tratamientos de ortodoncia. Si necesitas brackets metálicos, estéticos o linguales para corregir tu dentadura, no dudes en comunicarte con nosotros.