El terremoto de magnitud 7,5 que sacudió este martes con fuerza el centro y sur de México ha dejado al menos un muerto en el municipio oaxaqueño de Crucecita, epicentro del movimiento telúrico.

En declaraciones a medios, el gobernador del sureño estado de Oaxaca, Alejandro Murat, informó que una persona perdió la vida y otra resultó herida tras el derrumbe de un edificio.

También explicó que otro derrumbe ha afectado la comunicación terrestre entre diferentes municipios de la región, y detalló que la refinería ubicada en Salina Cruz, en el Istmo de Tehuantepec, paralizó operaciones por seguridad.

Además, un hospital de la zona dedicado a la atención de pacientes de COVID-19 sufrió daños “estructurales” y se tuvo que desalojar el centro médico.

A raíz del sismo, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) emitió este martes un aviso de amenaza de tsunami para el Pacífico.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), habló en un breve video desde el patio de Palacio Nacional de un “sismo fuerte” de magnitud 7,5.

”Vamos a seguir llamando a que se actúe con precaución por réplicas y que nos cuidemos todos sin angustiarnos sin la desesperación”, dijo el presidente en un mensaje en video desde el patio de Palacio Nacional, donde se resguardó del temblor.

”Hasta las 11.45 hora local de hoy 23 de junio, se han registrado 147 réplicas del sismo de magnitud 7.5 ocurrido en Oaxaca el 23 de junio, la más grande fue de magnitud 4.6″, informó hace unos minutos el Sismológico Nacional en tsunami.