La pasada noche del domingo 12 de julio, el serenazgo del distrito del Agustino realizó un operativo que evidenció una preocupante realidad que se ve casi en toda la capital: el desacato de los ciudadanos.

La gente bebe licor en las calles y no respeta las medidas impuestas en este toque de queda, hasta algunos aseverando que esta disposición ya llega a ser ‘insostenible’.

Escuche la opinión de un ex ministro del interior sobre esta realidad en el siguiente informe del noticiero Primer Plano (Minuto 2:24).