Ruben Quispe, abogado de la empresa de transportes ‘Sajy Bus’, propietaria del bus incendiado en Fiori y en el que murieron 17 personas, denunció, durante una entrevista en ‘Combutters’, que el siniestro del bus habría sido provocado. “Este no es un evento fortuito. No se transportaba gasolina ni otro combustible”.

“Está el testimonio de pasajeros, entrevistados por medios de comunicación mientras se producía el incendio, que señalan haber visto a una persona echando algo, en el segundo piso del bus, que olía a gasolina”, contó Quispe.

“Tenemos la lista de todos los pasajeros. ‘Sajy Bus’ es una empresa formal, que paga impuestos, con autorización del Ministerio de Transportes. Es fácil que el Estado salga a culpar a la empresa y a los chóferes, cuando no ha
hecho su labor de prevención. Tenemos copia de todos los documentos enviados a las autoridades del Ministerio de Transportes, del Ministerio del Interior, denunciando los actos de terrorismo que se han venido cometiendo en esa zona de Fiori”, añadió el abogado en el programa de Willax Televisión.