Robinho, quien en ese entonces era jugador del AC Milan habría participado junto a un amigo, Ricardo Falco, en la violación de una chica albanesa.| Foto: Metro Ecuador
El abogado de la  denunciante, Jacopo Gnocchi, afirmó que la sentencia en contra del futbolista “es un ejemplo para la tutela de las mujeres y demuestra que el sistema funciona, cuando hace falta”.

La Corte de Apelación de Milán ratificó la condena a nueve años de prisión para Robson de Souza, Robinho, el cual cual habría sido partícipe de una violación grupal a una joven en una discoteca en Milán en el año 2013.

Robinho, quien en ese entonces era jugador del AC Milan habría participado junto a un amigo, Ricardo Falco, en la violación de una chica albanesa la cual en la mencionada discoteca celebraba su cumpleaños número 23.

El abogado de la denunciante, Jacopo Gnocchi, afirmó que la sentencia en contra del futbolista “es un ejemplo para la tutela de las mujeres y demuestra que el sistema funciona, cuando hace falta”.

Según el testimonio de la víctima y las indagaciones realizadas, la mujer habría estado “completamente borracha” cuando se realizó el ultraje, llegando a ser sometida a tener relaciones sin su consentimiento con el jugador y sus amigos.

Anteriormente en el año 2014, Robinho negó esta acusación, afirmando que todo se trataría de un error. En el año 2009 el jugador también fue señalado en una acusación similar, no obstante pudo obtener la libertad bajo fianza al no encontrarse pruebas suficientes para culparlo.

“El error fue no haber sido fiel a mi esposa, no cometí ningún error de violar a alguien, de abusar de alguna chica o salir con ella sin su consentimiento” se defendió en su momento el futbolista, quien había firmado con el Santos a los 36 años para jugar la Copa Libertadores, pero un día después, el club anuló su contrato frente a este hecho.

Actualmente, Robinho y su amigo se encuentran en Brasil, pero fueron representados por sus abogados frente al Tribunal de Apelación.