Repartidor víctima de agresiones verbales afirma estar evaluando presentar una denuncia

227
Foto: Composición difusión
Por su lado, el hombre que propinó insultos al joven repartidor pidió disculpas ante su accionar.

Un joven repartidor de nacionalidad venezolana, identificado como Junior Venanzio Ramírez, fue víctima de insultos xenófobos y amenazas de un parte de un cliente que solicitó los servicios de la empresa de delivery donde este trabajaba.

Un video difundido en redes sociales y grabado por la misma víctima muestra a un hombre de mediana edad lanzando insultos y reclamándole al notar que la bolsa, en donde se trasladaban dos refrescos, estaba rota.

Junior Venanzio Ramírez manifestó no haber respondido a las agresiones verbales de parte del hombre por temor a perder su puesto de trabajo. “Por cuidar mi trabajo (no respondí). Tengo una niña pequeña y pensando en ella fue que no respondí”, indicó. “Él se me acercaba como queriéndome golpear, pero yo lo esquivé”, apuntó, para luego comentar que el hombre finalmente agarró su pedido y se retiró.

Frente a este hecho, el embajador de Venezuela en Lima, Carlos Chill se pronunció y afirmó ayudará al joven para que pueda presentar su denuncia.

“Me siento arrepentido y avergonzado de cómo me comporté”: Agresor se disculpa tras lo sucedido

A raíz de estos hechos, el hombre que propinó insultos al joven repartidor, identificado como Guillermo Estuardo Miranda North, se disculpó tras su comportamiento con Ramírez. Esta mea culpa fue transmitida en el medio Digital TV Noticias.

“Mi nombre es Guillermo Miranda y soy el protagonista del lamentable hecho que hemos visto en las redes desde la noche de ayer (17 de noviembre). Este bochornoso hecho cometido hacia un joven trabajador venezolano Junior Ramírez” detalló. “Yo personalmente quiero pedirte disculpas a ti por haberte hecho sentir mal. No hay razón que pueda justificar mi actitud, ni los problemas personales que haya estado pasando en ese preciso instante ni toda la preocupación de la pandemia podrían justificar”.

Asimismo, indicó poder pedir las disculpas respectivas de manera personal al joven repartidor. “Me siento arrepentido y avergonzado de cómo me comporté”, mencionó.