Reniec: Largas colas tras reapertura de agencias

164
"En mi caso, soy extranjera, la página de Reniec no me carga y me entregaron un ticket en donde dice la fecha y la hora", menciona una señora./ Foto: Jessica Merino / URPI-GLR

Luego de la cuarentena, decenas de personas llegaron a la oficina principal del Reniec para realizar los trámites que quedaron pendientes.

Una larga cola registró en los exteriores de la sede centrar del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) ubicado en el Centro de Lima. Esta situación, que está generando incomodidad entre los usuarios, se lleva a cabo por la reapertura de todas las agencias tras el levantamiento de la cuarentena focalizada.

Desde las 7 a.m., decenas de personas llegaron a la oficina del Reniec ubicada en el jirón Cusco para realizar los trámites que quedaron pendientes por el confinamiento.

“Vengo a recoger el DNI de mi hijo. Estoy (aquí) desde las 10 de la mañana. Esta cola que he hecho se inició en Andahuaylas, para todos es igual. Mi hijo tiene varias consultas médicas y necesita el documento para cualquier hospital y posta”, dijo la señora Gloria a un diario local.

Además, madres con bebés en brazos denunciaron no tener un trato preferencial. “Estoy desde las 8 a.m., vengo por recojo de DNI. Mire a mi bebé, ni siquiera nos dejan pasar por preferencial. En mi caso, soy extranjera, la página de Reniec no me carga y me entregaron un ticket en donde dice la fecha y la hora. Me dijeron 1 de marzo, turno mañana y ya van a ser las 2 p.m.”, expresó una madre de familia.

Asimismo, en las afueras del local del Reniec se pudo ver personas en silla de ruedas, quienes solo eran indicados por personal de seguridad del local para continuar formando la cola, mas no contaban con información brindada por un orientador.

Como se recuerda, la entidad mediante un comunicado informó que desde hoy se permitía restablecer la atención en todas las oficinas con horarios establecidos en uno y dos turnos, y con un aforo del 30%, según los protocolos de bioseguridad.

Fuente: Diario La República