Foto: La República

La Decana del Colegio de Enfermeros de Puno, Elizabeth Villafuerte, denunció que el sistema de salud en la región se encuentra en completo estado de abandono y que hasta la fecha, 250 enfermeros han sido infectados por la Covid-19.

En ese sentido, comentó que muchos de sus compañeros fallecieron por falta de oxígeno y porque no se les brindó la atención adecuada cuando estos se encontraban en estado grave. Asimismo, narró que de los 100 enfermeros que atienden, todos ellos pasan los 60 años de edad.

“En Puno, el 80% de los trabajadores pasamos los 60 años. Todas las gestiones de gerentes de direcciones regionales como sus presidentes no han tenido una política de incrementos de los recursos humanos”, enfatizó.

Agregó que desde hace casi 15 años están con las mismas enfermeras, quienes continúan con la emergencia del coronavirus.

“Durante la cuarentena, a los doctores los mandaron a hacer teletrabajo por teleconsulta, pero después tuvieron que regresar a trabajar pese a ser mayores de los 65 años y estar en riesgo”, comentó.