Presidente del OEFA es acusado de ofrecer trabajo a cambio de encuentros sexuales

Titular de la entidad reconoció chats e indicó que habla con chicas porque no quiere que "piensen que es maricón".
Manuel Manrique Ugarte, presidente de la OEFA
Manuel Manrique Ugarte, presidente de la OEFA

El presidente ejecutivo del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), Manuel Manrique Ugarte, fue acusado de ofrecer trabajo a cambio de favores sexuales.

En chats difundidos por ATV, el funcionario le pidió a una trabajadora de la sede en Huaraz, identificada como Angélica Shirley Toledo Sánchez, encontrarse en Lima. Incluso le depositó 300 soles como parte de viáticos.

“Aquí la presión es mucha y necesito un relajo, pero con alguien de confianza. Aquí no conozco al personal bien. Reunámonos a eso de la una. Un traguito, música y castigo para el que pierde (…). Palmadas. Antes así castigaban en el colegio”, fue uno de los mensajes que envió el titular del OEFA.

PUEDES VER | Américo Gonza: “Waldemar Cerrón es el candidato natural” para la Mesa Directiva

En otra conversación de WhatsApp, Manrique Ugarte pide un “regalito” a una trabajadora tras contratar a su hermano en la entidad de fiscalización ambiental.

En los mensajes, el funcionario le confirma que contrató al pariente de la mujer con un sueldo de 4 mil soles y le dice que ahora “espera su regalito”, pidiéndole que se encuentren en un hotel de Lince.

PUEDES VER | Phillip Butters sobre Yenifer Paredes: “Ha hecho tráfico de influencias frente a todo el Perú” [VIDEO]

Al respecto, el titular del organismo negó favorecer a mujeres a cambio de encuentros sexuales, pero reconoció la veracidad de las conversaciones.

Sobre el primer caso, reconoció que le dio dinero a la joven identificada como Shirley, no obstante, sostuvo que no se vieron. Mientras que, sobre el segundo caso, señaló que fue la mujer la que lo invitó a salir.

“Una chica te manda un piropo y yo le voy a decir sí, dónde nos encontramos, le voy a decir así porque no quiero que piense que a mi edad soy maricón. ¿Está mal eso? Le confieso de hombre a hombre, es ¿algún pecado? Es como cualquier hombre, pero yo jamás en mi vida he faltado el respeto a alguien”, dijo Manrique.

Síguenos también en nuestras redes sociales de FacebookTwitterInstagram y YouTube.