Foto: Andina

Elvia Barrios, presidenta del Poder Judicial, volvió a cuestionar la sesión del Congreso en la que se intentó elegir a los nuevos miembros del Tribunal Constitucional, pese a que existe un fallo judicial que ordena suspender este procedimiento. Barrios precisó que el Parlamento cuenta con canales legales para impugnar esta resolución antes de no acatarla.

“Todos los ciudadanos y autoridades debemos acatar los mandatos judiciales. En eso se residencia la garantía de vivir en un Estado democrático y en una sociedad en paz, debemos ser respetuosos de la ley. En esta resolución que cuestiona el Congreso hay canales normativos que admiten la posibilidad de que puedan cuestionarla”, indicó.

“Cada ciudadano o autoridad que no cumple un mandato judicial deberá responder por el incumplimiento de un mandato judicial (…) Hay un principio sustancial que debe ser tomado en consideración y es la independencia de los jueces. Esta es una resolución de una jueza que va a ser impugnada y que tiene que resolver una sala superior, mal haría yo en calificar el sentido de la resolución cuando esto va a ser materia de pronunciamiento”, añadió.

En entrevista con RPP, Barrios destacó que la decisión de la jueza Soledad Blácido fue dada “en el marco de sus competencias” y puede ser objetada en una sala superior. Al respecto, aclaró que la diligencia realizada por la OCMA en el despacho de esta magistrada forma parte de un habitual mecanismo de control.

Asimismo, la titular del Poder Judicial lamentó que algunas autoridades en el Congreso de la República hayan deslizado la posibilidad de que la jueza Soledad Blácido haya sido designada “a dedo”.

Elvia Barrios, según explicó, los jueces supernumerarios, como la mencionada magistrada, pasan por un proceso de selección en el que se evalúan sus méritos.

“No vamos a permitir que se usen frases denigrantes a las personas. Somos autoridades y enviamos mensajes de respeto y tolerancia. Las decisiones judiciales claro que pueden ser cuestionables, pero en una línea de respeto, con argumentos, no con insultos, porque cuando se utiliza el insulto a mí me da que pensar que no hay argumentos”, señaló.