Según lo expuesto en la denuncia constitucional, el hecho que el expresidente haya recibido los antídotos. ha significado un “acto de traición a la patria”.

El panorama cada vez se ve más turbio para el expresidente de la República Martín Vizcarra. La bancada Nueva Constitución presentó una denuncia constitucional contra el exmandatario tras revelarse que recibió la vacuna contra la COVID-19 de laboratorio Sinopharm.

Asimismo, la denuncia también considera al exministra de Salud, Pilar Mazzetti, y la excanciller, Elizabeth Astete.

Según el documento emitido por los parlamentarios María Bartolo, Hipólito Chaiña, Rubén Ramos y Jesús Arapa, se solicita la inhabilitación para el ejercicio de la función pública hasta por 10 años.

“Resulta cuestionable que Vizcarra, Mazzetti y Astete hayan sido beneficiarios de la vacuna contra la COVID-19 de Sinopharm cuando el Perú ha sido uno de los países más afectados por esta enfermedad”, se señala en el acápite de la denuncia constitucional.

Sobre el caso del exmandatario, la denuncia afirma que Vizcarra confirmó su participación en los ensayos clínicos del laboratorio chino Sinopharm, dando está declaración luego de que el doctor Germán Málaga señalara que la farmacéutica china brindó 2,000 dosis adicionales en septiembre del año pasado, demostrando así que Vizcarra “usó su cargo” para resultar beneficiado con la inoculación.

Además y según lo expuesto en la denuncia constitucional, el hecho que el expresidente haya recibido los antídotos. ha significado un “acto de traición a la patria”.

En cuanto al caso de la extitular del Minsa, Pilar Mazzetti, se apuntó que si bien no fue vacunada, “trascendió que sí sabía que los viceministros de su portafolio y otros funcionarios de dicha carteta ministerial sí fueron vacunados”.

Sobre la situación de la excanciller Elizabeth Astete, la acusación indica que desde la Cancillería tuvo responsabilidad de las negociación por parte del Estado con diversos laboratorios para la adquisición de los antídotos.