Policías habrían intentado desaparecer 6 mil archivos de cámaras de seguridad de discoteca ‘Thomas Restobar’

293
Fuente: Canal N | Foto: Captura de Video América Noticias
Esta manipulación corresponde a los momentos posteriores de la intervención policial en el lugar, según se señala en el documento forense manejado por el Ministerio Público.

Un documento ha sido identificado como clave para la investigación que viene realizando la Fiscalía sobre lo que realmente sucedió en el interior de la discoteca de Los Olivos ‘Thomas Restobar’, lugar donde fallecieron 13 personas el pasado sábado 22 de agosto.

Este informe sería el análisis digital forense desarrollado por la oficina de peritajes del Ministerio Público, con fecha del 27 de agosto del 2020. El documento de 84 páginas señala que se eliminaron 5 mil 924 archivos de video que habían sido captados por las 4 cámaras ubicadas dentro del local. De ese número, mil 196 archivos de video estarían relacionadas “al rango y fecha en que ocurrió la tragedia”.

Según información de Canal N, la evaluación criminalística indica que “el dispositivo DVR fue manipulado con la finalidad de eliminar archivos de video”, lo que sería el intento de desaparecer material determinante en el caso. No obstante; las imágenes lograron ser recuperadas.

Gracias a estas imágenes, se ha podido determinar que un policía civil, identificado como Aaron Salcedo, se acercó al mostrador donde estaba el monitor de las cámaras y el DVR, la memoria donde se guardaban las imágenes. Se pudo apreciar a Salcedo manipulando el dispositivo; sin embargo, él ha negado cualquier intento de encubrimiento aseguro haber seguido todos los protocolos de seguridad para mantener a salvo el material.

El informe forense del Ministerio Público señala por lo contrario que se borraron del DVR, las imágenes de la llegada de la policía captadas por la cámara, desapareciéndose también varios minutos de imágenes de la escalera y el salón de baile. Esta manipulación corresponde a los momentos posteriores de la intervención policial en el lugar, según se señala en el documento forense.

Asimismo, el documento indica que la policía no recurrió a disparos ni hizo uso de bombas lacrimógenas, y que los asistentes tampoco lanzaron botellas de cerveza como se consideró en un inicio.