El presidente electo Pedro Castillo reiteró este viernes su propuesta para cambiar la actual Constitución, a través de la instalación de una Asamblea Constituyente, tal como postuló durante toda su campaña.

Luego de recibir las credenciales como jefe de Estado por parte del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Castillo dijo que respetará la Constitución de 1993, pero que los peruanos deben evaluar su continuidad.

“Estoy para cumplir este papel muy importante en el marco de la gobernabilidad, respetando esta Constitución. Una Constitución que debe dejarse al lado de los peruanos, que la evalúen los peruanos, que la sientan los peruanos, y que sea el pueblo el que la determine“, expresó el profesor rural.

Asimismo, el mandatario elegido “rechazó rotundamente” que vaya a traer modelos de otros países. “No somos chavistas, no somos comunistas, no somos extremistas y menos somos extremistas”, aseveró.

Anunció, en otro momento, que su gestión le “declarará la guerra a la pandemia” del coronavirus, y que, una vez que estén vacunados todos los peruanos, se abocará a reactivar la economía.