Países Bajos prohíbe fuegos artificiales en fiestas de fin de año para evitar un aumento de la presión hospitalaria

Países Bajos
Países Bajos

El Gobierno neerlandés decidió este viernes prohibir en todo el ámbito nacional los fuegos artificiales en las celebraciones de fin de año, para evitar un aumento de la presión hospitalaria con los accidentes que acarrea esta práctica, que solía dejar miles de heridos antes de la pandemia de COVID-19.

El Consejo de Ministros neerlandés consideró que no es prudente permitir que los ciudadanos usen fuegos artificiales este año porque la presión en la atención médica está ya aumentando debido a las altas cifras de contagios por coronavirus y los heridos con pirotecnia no pueden ser un problema añadido.

PUEDES VER | Austria vuelve al confinamiento obligatorio para evitar la expansión del covid-19

La decisión representa un cambio de postura, puesto que ayer el Gobierno neerlandés anunció que no habría prohibición, a pesar de que la Asociación de Municipios Neerlandeses y los alcaldes instaron esta semana a que se imponga una prohibición a la venta y al encendido de fuegos artificiales este año, un llamamiento al que se sumó hoy el sector sanitario.

El año pasado también se aplicó una prohibición nacional de la pirotecnia y celebraciones en plena ola de contagios, y como resultado se registraron menos accidentes de lo habitual por este motivo, aunque sí hubo 108 personas que acudieron con heridas a los hospitales y 275 a los médicos de cabecera.

PUEDES VER | Rusia registra récord por tercer día consecutivo: 1 254 decesos por la COVID-19