OMS
OMS

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que la aparición de la variante ómicron del covid-19 evidencia que la crisis sanitaria mundial “no ha terminado” y la situación “sigue siendo peligrosa y precaria”.

“Es un recuerdo más de que aunque algunos piensen que la COVID ha terminado, no es así, seguimos viviendo ciclos de pánico y olvido en los que avances conseguidos con gran esfuerzo pueden perderse”, señaló Tedros este lunes.

PUEDES VER | Italia: Ómicron es más contagiosa, pero no parece más peligrosa que otras variantes de covid-19

En ese sentido, insistió en la preocupación por el reparto desigual de las vacunas contra el coronavirus en el mundo y advirtió que “mientras continúe de esta manera el virus tendrá oportunidades para extenderse y evolucionar en formas que no podemos predecir o prevenir”.

“Los países de bajos ingresos, en su mayoría en África, apenas han recibido el 0,6 por ciento de todas las vacunas. Entendemos que cada gobierno tiene la responsabilidad de proteger a su gente, es natural, pero la igualdad en el reparto de vacunas no es un acto benéfico, es algo que interesa a todos los países porque ninguno puede salir de esta pandemia solo”, agregó.

PUEDES VER | Oxford: Es factible desarrollar “muy rápido” una vacuna contra la variante ómicron