A tourist crosses the 7th Avenue at Times Square on March 13, 2020 in New York City. (Photo by Johannes EISELE / AFP) (Photo by JOHANNES EISELE/AFP via Getty Images)

Una de las ciudades más visitadas del mundo, Nueva York, vive ahora una de sus peores crisis por el coronavirus. Y es que el sistema de salud presenta una saturación tan grande que corre el riesgo de colapsar, ya que al parecer las terapias intensivas podrían requerir entre seis y 12 veces más plazas de las que cuenta la ciudad.

Así pues, Nueva York presenta escases de camas de hospitales, en especial de terapia intensiva que se ha visto agravada con el aumento de los casos confirmados del COVID-19. Tal es la preocupación que vive la población y las autoridades, que ya muchos especulan con la posibilidad que la ciudad se convierta en una réplica de Italia, por el nivel de picos que está alcanzando.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, señaló que además del golpe económico que están viviendo, “se espera el pico en 45 días; por entonces se necesitarán entre 55 000 y 110 000 camas de hospitales”. Sin embargo, los hospitales cuentan con un máximo de 53 000 camas y 3 000 de terapia intensiva. Es decir, no podrían atender a todos los enfermos.