Hasta que todo sale a la luz; testigos, audios, reuniones ocultas, encubrimientos comprometen a dos magistradas, un expresidente, para variar Martín Vizcarra, y a la misma Fiscal de la Nación. La revelación de una reunión entre las fiscales Rocío Sánchez y Sandra Castro con el exmandatario originó un nuevo escándalo en el país, el cual terminó con la separación de las mencionadas funcionarias del caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”.