Miguel Ángel Rodríguez Mackay es visto con recelo por los diplomáticos profesionales de Torre Tagle [VIDEO]

El nuevo canciller pedía hace un año que las elecciones donde fue elegido Pedro Castillo sean revisadas por organismos internacionales.

El Ejecutivo parece no aprender e insiste en la fórmula errática de ministros incondicionales, confrontacionales y con poco que mostrar en gestión pública. 

En medio de la incertidumbre, el presidente Pedro Castillo no aceptó la renuncia de Aníbal Torres, revolvió a su incondicional Betssy Chávez al gabinete, esta vez como ministra de Cultura, pese a que fue despedida de la cartera de Trabajo por una censura unánime en el Congreso.

Chávez, como reveló ‘Contracorriente’, recibía en su departamento al jefe de Estado en visitas poco transparentes, clandestinas y de las cuales nunca dio explicaciones.

PUEDES VER | Poder Judicial evaluará este viernes 12 de agosto recursos de nulidad de investigación presentados por Pedro Castillo

Por su parte, el internacionalista Miguel Ángel Rodríguez Mackay es el nuevo canciller del Perú. Él se ha mostrado como un defensor de las economías de libre mercado, contrario a la propuesta ideológica del actual régimen, y es un recurrente crítico de los gobiernos de izquierda. Ahora, paradójicamente, es parte de uno de ellos.  

Incluso, Rodríguez Mackay pedía hace un año que las elecciones donde fue elegido Castillo sean revisadas por organismos internacionales.

Miguel Ángel Rodríguez Mackay, según fuentes consultadas por ‘Contracorriente’, es un personaje visto con recelo por los diplomáticos profesionales de Torre Tagle.

Otra de las pocas modificaciones en el gabinete se dio en la cartera de Economía y Finanzas con el cambio del ortodoxo Oscar Graham por el heterodoxo exministro del Gobierno del investigado Ollanta Humala, Kurt Burneo.

Burneo también criticó la política económica del Gobierno al cual hoy pertenece. Fue además integrante del equipo técnico de Perú Libre, previo a la segunda vuelta electoral, pero decidió alejarse por falta de comunicación.

Asimismo, Alejandro Salas, defensor incondicional del gobernante, dejó de ser ministro de Cultura y asumió la cartera de Trabajo.

PUEDES VER | Félix Chero defiende a Aníbal Torres: “Está haciendo un gran trabajo por el país”

Sumado a ello, el exministro de Vivienda y Saneamiento Geiner Alvarado, quien se encuentra en el ojo de la tormenta por un dudoso decreto supremo que permitió a municipios distritales realizar obras, siendo el Municipio de Anguía, la tierra del presidente, uno de los principales beneficios, es el nuevo titular del portafolio de Transportes y Comunicaciones.

Es decir, un ministro altamente cuestionado pasa a la cartera con el mayor presupuesto, y donde la Fiscalía dice que opera una presunta organización criminal.

Estos son los rostros de un gabinete remendado, que llega con un presidente sindicado como cabeza de una organización criminal. Todo parece en sintonía.

MIRA AQUÍ EL REPORTAJE COMPLETO:

Síguenos también en nuestras redes sociales de FacebookTwitterInstagram y YouTube.