La exvicepresidenta Mercedes Aráoz, comentó acerca de la designación de Francisco Sagasti como nuevo Presidente de la República, mostrándose de acuerdo con este nombramiento y calificándolo como “un hombre serio y confiable”. “El Perú está muy buenas manos, lo respeto mucho y le tengo mucho aprecio” mencionó.

Mercedes Aráoz opinó que este quinquenio, hablando en la parte política del país, es un periodo perdido, en el que según refirió, no se pudo trabajar a favor del desarrollo de la gente y el país debido a los diversos desacuerdos efectuados en los políticos.

“Hubo mucha pérdida de tiempo y muchas promesas inconclusas” afirmó. “Siempre dije que no debimos estar en constante conflictividad, siempre traté de evitarla, pero no lo logramos”.

Asimismo, la exvicepresidenta se refirió a lo que fue todo el proceso llevado en los últimos 5 años, comenzando con el nombramiento de Pedro Pablo Kuczynski al cargo de Jefe de Estado, para luego renunciar y ser reemplazado por Martín Vizcarra.

“Con PPK no pudimos hacer muchas cosas (…) Él está a la espera que se resuelva su caso, confía y espera que el señor Sagasti tenga éxito en su gestión, eso es lo mejor que nos puede pasar”, señaló.

Por otro lado, opinó sobre lo que fue la gestión de Martín Vizcarra como mandatario, señalando no conocer alguna obra suya en todo el tiempo que asumió el cargo. “No ha realizado la reforma política, ese tema quedó inconcluso con la disolución del Congreso, y este nuevo Congreso tocó el tema con parches”, indicó.

En cuanto al tema de la vacancia efectuada en contra del exmandatario, señaló que este debe ser investigado por la justicia, agregando esperar que este proceso se haga de manera objetiva “y sin que nadie interfiera en este proceso”.

“No me pongo a pensar qué le puede pasar a Vizcarra porque eso no me hace bien, yo no guardo resentimientos y prefiero no guardarlos con nadie” detalló.

En cuanto a la situación económica y sanitaria de país, Aráoz indicó que el nuevo Presidente, Francisco Sagasti, tiene una gran responsabilidad, enfatizando que esta crisis “no es culpa de la pandemia, es culpa de una mala gestión”.

“Vizcarra nos ha dejado un país golpeado financieramente, no hubo una buena gestión”.

En ese sentido, mencionó que la posición de la exministra de Economía, María Antonieta Alva, debió ser mucho más firme frente a las medidas tomadas durante los meses de emergencia sanitaria. “María Antonieta Alva no supo decirle no al Presidente; se debió encontrar un equilibrio entre lo sanitario y lo económico. Tampoco supo convencer al Congreso”, comentó.

La exviceministra enfatizó que lo que se necesita en estos momentos para el país es una “inyección económica con mirada a la inversión”, priorizando las actividades esenciales primarias, como también comenzar a motivar y hacer actividades de promoción y turismo interno.

“Debemos tener prudencia, impulsar la economía con medidas de impuso al crecimiento” indicó.