Foto: AFP

El viernes funcionarios de salud de Estados Unidos dijeron que “Varios lotes” de la vacuna de Johnson & Johnson contra la COVID-19 fabricados en una planta de Baltimore, la producción tuvo que detenerse hace varias semanas deberán descartarse.

Esta decisión afecta a unos 60 millones de dosis, de acuerdo con el New York Times.

Las pruebas de control, en marzo, revelaron que se habían desperdiciado 15 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson en esta planta administrada por la empresa asociada Emergent BioSolutions.

Además de las dosis de dicha empresa, también se fabricaron las vacunas de AstraZeneca. Los productos que entraban en la composición de la segunda se mezclaron por error con la primera, provocando la contaminación de esos 15 millones de dosis y haciéndolas inutilizables.

Las autoridades, en ese momento, aseguraron que nunca salieron de la fábrica para ser distribuidos.

La Agencia Estadounidense de Medicamentos (FDA), luego, envió expertos al sitio para realizar una inspección de las instalaciones y del resto de las dosis producidas.

MIRA AQUÍ NUESTRA PROGRAMACIÓN EN VIVO.

SÍGUENOS TAMBIÉN EN YOUTUBE, FACEBOOK, TWITTER e INSTAGRAM.