Foto: GEC.

Durante la madrugada de este domingo, trece jóvenes fallecieron en la discoteca Thomas Restobar, ubicada en el distrito de Los Olivos. La empresa dueña del local de diversión nocturna fue beneficiaria de los préstamos brindados por el Estado a través del programa Reactiva Perú.

En ese sentido, la razón social de Thomas Restobar es Monditex, empresa que a pesar de haber recibido el subsidio económico por parte del Gobierno, buscó más ingresos en plena pandemia, exponiendo a los asistentes al evento a posibles contagios.

Según lo reportado por el Ministerio de Economía en relación a la lista de beneficiarios del préstamo, Monditex recibió S/9,066 con 98 por ciento en garantía por parte del Estado.

En tanto, en el registro de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) se da cuenta que la referida empresa, cuyo propietario es Leandro Montoya Callirgos, está enfocada en tres actividades económicas.

Estas son fabricación de prendas de vestir, venta minorista de productos de vestir y “otras actividades empresariales”. Este último rubro habría permitido el funcionamiento de la discoteca Thomas Restobar.