La muerte de 17 personas, a consecuencia de un incendio dentro de un bus, vuelve a llamar la atención sobre los servicios informales. Y es que el bus se encontraba en un canchón, que era utilizado por varias empresas de transporte terrestre como paradero de carga y descarga, de pasajeros y mercadería.

Lino De la Barrera, especialista en temas de transporte, dijo en una entrevista en ‘Combutters’ que “al ver las imágenes uno dice que poco se valora el ciudadano. Si en el Perú vemos que el ciudadano valora su viaje en relación al precio, el Estado debe regular el servicio”.

“Este terminal que dicen es informal, tiene una habilitación, una autorización, para funcionar como terminal. Cuando se cierra el terminal de Fiori, el año pasado, los buses se van a canchones y otros se quedan operando en la calle. Quedan solo dos terminales, el de Plaza Norte y el de Marco Polo, ahí empiezan a aparecer estas autorizaciones, como la que tiene este terminal. Parece que al Ministro no le contaron que esa autorización existía”, explicó De la Barrera en el programa de Willax Televisión.