La vacuna de Moderna contra la COVID-19 dura, al menos, seis meses y no hay ningún indicador de que sea necesaria una dosis de refuerzo, señaló un estudio de la Universidad de La Jolla (EE.UU.) que publica hoy la revista Science.

La memoria del sistema inmunitario se mantiene fuerte en ese periodo, incluso con una dosis baja del preparado de Moderna, y es similar a la respuesta de las personas que se han recuperado de la enfermedad. Ese periodo de tiempo es “fundamental porque es cuando se forma la verdadera memoria inmunológica”, señaló Daniela Weiskopf, una de las autoras de la investigación, citada por el centro universitario.

PUEDES VER | Reino Unido incluyó mascarillas y teletrabajo en plan de contingencia para COVID-19