La vacuna de Moderna demostró alta eficacia contra las primeras variantes, según estudio

Foto: AFP

La vacuna que desarrolló y comercializó la farmacéutica Moderna demostró una alta eficacia, que roza el 100 por cien, contra las primeras variantes (las denominadas ahora alfa y beta) del SARS-CoV-2 responsable de la COVID-19.

Lo ha comprobado un equipo de científicos tras analizar a miles de personas vacunadas contra el COVID-19 en Qatar, y han publicado este viernes sus conclusiones en la revista Nature Medicine.

Así, la vacuna Moderna demostró una eficacia del 100 por cien contra la variante alfa -antes denominada “británica”- del SARS-CoV-2 y del 96 por ciento contra la beta -antes denominada “sudafricana”- cuando han transcurrido 14 días de la administración de la segunda dosis.

Aunque en Qatar, la primera inyección con la vacuna Moderna se registró el pasado mes de diciembre, la vacunación masiva no comenzó hasta finales de febrero, y a medida que la campaña de vacunación contra el COVID-19 se extendía, el país sufrió dos olas consecutivas de infecciones.

Esas nuevas olas fueron desencadenadas por la entrada y expansión de las variantes alfa y beta, lo que supuso para los investigadores una oportunidad “única” para evaluar la eficacia en el mundo real de la vacuna Moderna contra la infección por estas variantes. Los científicos analizaron los datos de 256 037 personas en Qatar que habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus y 181 304 que habían completado el régimen de dos dosis.