La candidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, narró este viernes que entró sonriendo a prisión, luego de que se dictase la primera orden de 36 meses de cárcel preventiva en su contra por los aportes irregulares a Fuerza Popular, para que sus hijas Kiara y Kaori estén tranquilas.

“Cuando a mí el día 29 de octubre (del 2018) el señor (Richard) Concepción Carhuancho empieza a leerme la resolución para que vaya a prisión, lo que yo tenía en mente era la cara de angustia de mis hijas. Y yo decía que si me veían mal, si me veían triste, se iban a angustiar”, contó Fujimori Higuchi en entrevista Beto Ortiz.

“Antes de que me llevaran a la carceleta, yo pensaba cómo quiero que mis hijas me vean y me dije a mí misma que me tenían que ver bien, tranquila y sonriente. Esa era la imagen que iban a ver mis hijas en televisión y las redes sociales. Entonces, yo sonrío a las cámaras para Kiara y Kaori”, agregó.

Recordemos que la lideresa “naranja” afrontar una acusación por los aportes ilegales recibidos de Odebrecht y otras fuentes para sus campañas electorales del 2006 y 2011.

MIRA AQUÍ NUESTRA PROGRAMACIÓN EN VIVO.

SÍGUENOS TAMBIÉN EN YOUTUBE, FACEBOOK, TWITTER e INSTAGRAM.