Juicio de extradición de Alejandro Toledo se retrasa hasta septiembre

179
Alejandro Toledo fue detenido en julio de 2019 como parte del pedido de extradición hecho por las autoridades de Perú/ Fuente: RPP

La Corte del Distrito Norte de California, aceptó la petición de la defensa del expresidente de postergar el inicio del juicio, que estaba previsto originalmente para junio.

Un juez de los Estados Unidos aceptó este martes la petición de la defensa del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), y pospuso el inicio del juicio hasta septiembre de 2021, tres meses después de cuando estaba prevista su celebración.

En una orden a la que tuvo acceso la agencia “EFE”, el magistrado Thomas Hixson, de la Corte del Distrito Norte de California, fijó la primera vista del juicio de extradición del exmandatario para el 23 de septiembre a las 11:00 hora local.

Hixson accedió así a la petición formulada por el abogado de Toledo, Graham Archer, quien pidió dicho aplazamiento del juicio para poder disponer del tiempo que le requiere la traducción de español a inglés de los testimonios de 152 personas a quienes se tomó declaración para el caso.

Además, Archer aseguró en un escrito al magistrado que no prevé que estas traducciones estén listas hasta finales de mayo o principios de junio.

Recordemos que anteriormente, la defensa del exmandatario ya había logrado retrasar el inicio del juicio de marzo -fecha en la que estaba inicialmente previsto su comienzo- a junio.

Alejandro Toledo fue detenido en julio de 2019 como parte del pedido de extradición hecho por las autoridades de Perú y ha pasado los últimos meses en arresto domiciliario en su casa de California al considerar el juez que es población de riesgo y que, por tanto, permanecer en prisión supondría un peligro para su salud durante la pandemia de la COVID-19.

Al exmandatario, que durante los últimos años ha residido en EE.UU., tiene una investigación debido a que presuntamente haber recibido hasta 35 millones de dólares de la constructora Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa brasileña en sus negocios en Perú, cuando él aún era presidente.

Finalmente, según las investigaciones de la Fiscalía peruana, Toledo recibió millonarios sobornos de Odebrecht mediante el empresario peruano-israelí Josef Maiman, quien supuestamente luego ingresó ese dinero a cuentas en Costa Rica, entre ellas de la empresa Ecoteva, fundada por la suegra del expresidente.