Joven que denunció violación grupal en Surco detalló lo que sucedió aquella noche

229
Foto: Referencial
El informe recoge que la mujer era amiga de la infancia de los implicados, pues estudiaron juntos en el colegio.

La joven que denunció haber sido víctima de violación múltiple en una casa en Surco relató a la Policía lo que ocurrido aquella noche.

Según sus declaraciones, obtenido por el programa Cuarto Poder, ella llegó a la casa donde ocurrieron los hechos, lugar donde vive Marco Antonio Vela, por invitación de Diego Arroyo.

El informe recoge que la mujer era amiga de la infancia de todos los implicados, identificados como Manuel Antonio Vela Farje, Sebastián Zevallos Sanguineti, José Martín Arequipeño Vizcarra, Diego Humberto Arroyo Elías y Andrés Fassardi San Sebastián.

Mencionó que vio en la vivienda a dos mujeres que señala no conocer, las cuales se encontraban borrachas, y que al parecer, también habrían consumido droga. Luego, advirtió que las jóvenes se retiraron, mientras que los demás sujetos iniciaron a consumir cocaína.

La joven indicó que en este estado, los jóvenes la trasladaron a la fuerza al baño, donde llevaron a cabo el ultraje, incluso algunas usaron las linternas de sus celulares mientras cometían el acto.

“Le pedí a Manuel (Vela Farje) que me preste el baño que se encuentra en el primer piso. A los minutos, Sebastián (Zevallos Sanguinetti) incitó a que vayamos al segundo piso y fue él quien me cogió de la muñeca izquierda y me jaló para ir al segundo piso” detalló. “Ya en ese momento, todos me metieron a un cuarto que era un baño demasiado amplio que incluso tenía un jacuzzi”.

El mencionado dominical mencionó que el examen médico legal y la prueba toxicológica denotaron que la joven presentaba huellas de haber sido ultrajada sexualmente, lesiones traumáticas y rastros de benzodiacepina, el cual es un ansiolítico usado muchas veces para dopar a las personas y dejarlas sin facultad de reacción.

Los sujetos acusados de perpetrar el acto fueron trasladados el último viernes al penal Ancón II, después que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) resolviera la cárcel donde debían cumplir prisión preventiva durante nueve meses.