Foto: @lacarba Instagram / AFP

Mientras que diversos medios dan cuenta de lo enamorados que se dejan ver Jennifer Lopez y Ben Affleck.

Una pasada confesión de la ‘Diva del Bronx’ ha vuelto a acaparar los titulares, pues da cuenta de un detalle en la espalda del actor que no resulta de su agrado. Esta es la historia del ave fénix que se tatuó y que ella considera como un exceso de colores.

En 2015, en medio de su proceso de divorcio de Jennifer Garner, el actor y director decidió tatuarse el diseño que le cubre la mayor parte de la espalda. Jennifer Lopez confesó en 2016 en el programa ‘Watch What Happens Live’, que le preguntaría a Ben en qué estaba pensando y que son muchos colores y siempre se hace tatuajes demasiado coloridos”, pese a los malos comentarios, Ben aseguró que “representa algo importante para él y es muy significativo… además dijo que por suerte, él es el que lo tiene”.