El jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Piero Corvetto, reiteró que solamente de manera “excepcional” los miembros de mesa, a solicitud del personero de un partido, podrán pedir a un ciudadano que se baje la mascarilla. 

En entrevista con El Comercio, Piero Corvetto explicó que podrá solicitarse solo cuando el personero “impugne la identidad de algún elector”.

Al ser consultado si esta medida puede generar temor y desanimar a los electores, Corvetto dijo que no, pues será “absolutamente excepcional”, cuando la imagen del ciudadano no coincida con la del padrón.

Asimismo, señaló que ha sido una práctica internacional obligatoria en países donde ha habido elecciones como Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay, México, Estados Unidos, Honduras, Indonesia, Italia, Lituania, Nigeria, San Vicente y Singapur.

Corvetto indicó también que los miembros de mesa podrán negarse al pedido del personero si consideran que no es necesario. Ante la posibilidad de que el voto quede impugnado, comentó que son los miembros de mesa lo que evalúan esa posibilidad.

“Quiero que sepan que hemos construido toda la elección pensando en la salud de los ciudadanos”, anotó.

MIRA AQUÍ NUESTRA PROGRAMACIÓN EN VIVO.

SÍGUENOS TAMBIÉN EN YOUTUBE, FACEBOOK, TWITTER e INSTAGRAM.