El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, será trasladado desde Brasilia hasta Sao Paulo para evaluar si debe ser sometido a una cirugía “de emergencia” por una “obstrucción intestinal”, según señalaron este miércoles fuentes oficiales.

Bolsonaro fue ingresado esta madrugada en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia con dolores abdominales y después de haber sufrido reiteradas crisis de hipo durante los últimos días.

El ministro de Comunicaciones, Fabio Faria, dijo que el mandatario será ahora trasladado a un hospital de Sao Paulo, donde se evaluará si será sometido a una nueva operación abdominal.

La Presidencia había informado inicialmente que Bolsonaro sería sometido a exámenes en Brasilia y permanecería en “en observación entre 24 y 48 horas, no necesariamente dentro del hospital”.

Sin embargo, luego fue constatada la obstrucción intestinal y la posibilidad de una nueva operación, que, según dijo el ministro Faria, sería consecuencia del atentado que sufrió en 2018, en medio de la campaña electoral que le llevó al poder, cuando fue acuchillado en el abdomen.

Como se recuerda, Bolsonaro fue acuchillado mientras era llevado a hombros por una multitud en un mitin electoral celebrado en la localidad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais.