En conversación con Combutters, el médico Antonio Hernández, comentó acerca de la suspensión de las pruebas a personas de la vacuna de Oxford.

“Lo que ha pasado probablemente con el estudio de Oxford es que al encontrar una respuesta anómala, puede dar en vez de una solución, un problema”, sostuvo.