Héctor Valer: “Si el presidente lo cree, seré la primera bala de plata que el Congreso gastará”

El titular de la PCM aseguró que "hay un trasfondo político" y descartó renunciar.

Héctor Valer
Héctor Valer

El presidente del Consejo de Ministros, Héctor Valer, descartó renunciar al cargo en medio de las críticas por las denuncias de violencia familiar hacia su esposa e hija, las cuales calificó de falsas.

“Si me prueban y si todo esto fuera cierto (denuncias en su contra), desde luego mi integridad moral me obligaría a hacerlo ya (renunciar), pero como esto no es cierto, y como acá hay un trasfondo político, yo creo que seré un hueso duro de roer y seré, tal vez, si así lo cree el presidente de la República, la primera bala de plata que el Congreso de la República gastará”, indicó en diálogo con radio Santa Rosa.

PUEDES VER | Lady Camones: “Que renuncie el premier Héctor Valer y el presidente Pedro Castillo”

“Nunca mi esposa en vida me lo dijo y tampoco mi hija, pero ya conversando con ella me explica de que sí había ido a la comisaría aquella vez que yo la había reprendido, le había llamado la atención en casa, y ella pensaba que era igual que la policía francesa, la cual interviene frente a las riñas de padres e hijos y cuando ella fue (a la comisaría) lo único que hace es contarle a la Policía y el policía le hizo firmar un documento, pero eso es todo”, agregó.

En ese sentido, Valer insistió en que nunca fue notificado sobre la investigación por violencia familiar en el Ministerio Público. Además, cuestionó el testimonio de una exvecina por no identificarse.

“Si fuera cierto lo que la señora dice, entonces mi honor y mi dignidad no valdrían nada para el país y, sobre todo, teniendo un cargo tan importante. ¿Dónde están las pruebas? Si fuera eso, entonces existirá una sentencia. Mi esposa acaba de fallecer hace tres meses y el caso (denuncia por agresión física) es del 2005”, indicó.

Cabe señalar que el parte policial firmado por su hija, quien entonces tenía 29 años, relata que Valer le propinó “bofetadas, puñetes en el rostro y en el cuerpo, patadas y jalones del cabello”.

PUEDES VER | Cuestión de confianza: TC declaró infundada demanda del Ejecutivo