Los congresistas Héctor Becerril y Alberto Quintanilla, de Fuerza Popular y Nuevo Perú respectivamente, coincidieron, durante una entrevista en ‘Combutters’, en que se debe investigar profundamente el caso del proyectado aeropuerto del Cusco, que se planea construir en la localidad de Chinchero.

“Fue un contrato que nació muerto. Hay muchos temas alrededor de este aeropuerto. El tema técnico no se ha tocado. Hay obras que no se hacen por incapacidad y otras que se hacen para robarle al Estado”, comentó Becerril, quien además reconoció que solo se han preocupado por el aspecto financiero de la obra.

Sobre el tema de la inseguridad, que afecta a los ciudadanos y se suma a la situación de parálisis económica, Becerril manifestó que “en los 80 y 90 había una psicosis por el terrorismo. Ahora es por el tema de la inseguridad. El mismo P es enemigo de su Gobierno. Ha espantado a los inversionistas privados y no sabe cómo ejecutar la inversión pública”.

“La izquierda no quiere desarrollo, su negocio es que haya más pobreza, más violencia y destrucción”, agregó Becerril.

Alberto Quintanilla, a su turno, señaló que el aeropuerto en Chinchero es antitécnico. “En Chinchero se quiere hacer un aeropuerto antitécnico. Solo están queriendo levantarse el erario nacional. La modalidad de contratación de obra pública en el Perú, entre el Estado y la empresa privada, es proclive a la corrupción”.

“La seguridad no camina. Cuando el de arriba roba, todos quieren robar. Yo creo que hay una visión dogmática de la economía por parte del Estado, por la cual la inversión solo debe ser privada”, añadió Quintanilla sobre la inseguridad y la economía.

El legislador refirió, en el programa de Willax Televisión, que “lo que se debe hacer es incrementar, de manera prudente, la inversión pública en un 2 % o 3 % del PBI; crear un mercado interno; diversificar la economía en distintos rubros, como el turismo. Nosotros queremos una inversión privada responsable”.