Alejandro Toledo
Alejandro Toledo. Foto: Andina

La Fiscalía de Estados Unidos solicitó este viernes a la Corte del Distrito Norte de California que el expresidente Alejandro Toledo vuelva a prisión tras el fallo judicial del martes, el cual avaló su extradición a Perú para ser juzgado por corrupción.

Toledo fue detenido en julio de 2019 en California, donde ha residido durante los últimos años, y estuvo ocho meses en prisión al apreciar el juez un riesgo de fuga, aunque finalmente pudo salir de la cárcel y pasar a una situación de arresto domiciliario en marzo de 2020, con el estallido de la pandemia del coronavirus (covid-19).

PUEDES VER | Chats revelan que Guido Bellido azuza a la bancada de Perú Libre para que exija la renuncia del canciller y vicecanciller

Según el escrito de la Fiscalía, al que accedido la agencia Efe, tras la resolución del magistrado Thomas Hixson del martes y, de acuerdo con el estatuto de extradición, el exmandatario ya no puede acogerse al arresto domiciliario, por lo que solicita su ingreso en prisión.

“Es más, incluso si el arresto domiciliario fuera una posibilidad, Toledo representa un riesgo de fuga significativo, y no hay circunstancia especial alguna que justifique su puesta en libertad”, argumenta la Fiscalía de EE.UU.

Después del fallo de Hixson, corresponde ahora al Departamento de Estado tomar una decisión final sobre la extradición de Alejandro Toledo al Perú, pero, por el momento, el Gobierno estadounidense no se ha pronunciado al respecto.

Aunque la decisión del juez no es apelable, el exjefe de Estado ya adelantó que su defensa interpondrá un habeas corpus.

Según las investigaciones de la Fiscalía peruana, el exmandatario de 75 años habría recibido hasta 35 millones de dólares en sobornos de la corrupta constructora Odebrecht, a cambio de favorecer a la empresa brasileña con los tramos 2 y 3 de la Carretera Interoceánica.

PUEDES VER | Guido Bellido revela que “coordinó” con Pedro Castillo el anuncio de presentar una cuestión de confianza por Iber Maraví