Fiscalía allanó vivienda del general César Astudillo por caso de sustracción y venta de combustible

377
La Fiscalía allanó las viviendas del general Astudillo Salcedo, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y otros 11 investigados por un caso de sustracción y venta del combustible asignado al Ejército Peruano. / Fuente: RPP

El Ministerio Público indicó que, al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, César Astudillo Salcedo, se le investiga por el presunto delito de encubrimiento real, personal y peculado doloso.

La Fiscalía allanó la mañana de este martes las viviendas del general Astudillo Salcedo, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y otros 11 investigados por un caso de sustracción y venta del combustible asignado al Ejército Peruano.

Mediante su cuenta en Twitter, el Ministerio Público informa que a Astudillo Salcedo “se le investiga del presunto delito de encubrimiento real y personal y peculado doloso”.

Además, la fiscalía solicitó la detención preliminar por 7 días del general y de los otros imputados, pero el pedido fue desestimado por el Poder Judicial.

La diligencia de allanamiento fue realizada por la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima Sur.

También, el allanamiento incluye 12 domicilios y ocho oficinas del Ejército Peruano “para incautar bienes y documentación relacionados con el objeto materia de investigación”.

Los otros investigados en este caso de sustracción y venta de combustible son Luis Humberto Ramos Hume, Ricardo Homero Moncada Novoa, Jorge Orlando Celiz Kuong, Edward Gratelly Silva, Jorge Augusto Ruiz Lazo, José Francisco Rojas Dávila, David Arana Estabridis, Julio César Grosso Anticona, José Manuel Chávez Gutierrez, Louis Augusto Ortiz Castillo y Orlando Saúl Quinto Trillo.

El documento de fiscalía al que tuvo acceso un medio local, señala que “existen razones plausibles” de que Astudillo Salcedo habría incurrido en el presunto delito de peculado doloso por apropiación en calidad de autor” cuando se desempeñaba como Comandante General de la Comandancia General del Ejército entre el 17 de diciembre de 2017 al 29 de octubre de 2018.

“Se advertiría que al ocupar dicho cargo el Ejército peruano, le habría asignado gasolina de 95 y 97 octanos y petróleo para diferentes conceptos, tanto para cubrir las necesidades de la CGE (Comando General del Ejército) y las suyas en forma personal”, afirma la fiscalía.