Fernando Rospigliosi: “A quienes saben mucho los tratan bien, pero a sus enemigos los meten presos”

0

La publicación de un informe de la Contraloría, en el que se denuncia a funcionarios de la Región Moquegua, por hechos ocurridos durante la gestión de Martín Vizcarra como Gobernador Regional, vuelve a poner sobre el tapete el tema de las denuncias contra el Presidente.

Uno de los hechos a los que hace referencia el informe es sobre el adelanto de dinero que se hizo al consorcio encargado de la construcción del hospital de Moquegua. “Lo que se ha publicado es un informe de la Contraloría que denuncia a 14 funcionarios del gobierno regional de Moquegua, cuando Vizcarra era Gobernador Regional. Este amerita que las Fiscalía investigue este caso, que ha sido archivado dos veces. La primera cuando Vizcarra era embajador del Perú en Canadá y la segunda vez fue cuando ya era Presidente. Aquí el interés de controlar a la fiscalía es para protegerse”, comentó, durante una entrevista en ‘Combutters’, el analista político Fernando Rospigliosi.

“En diciembre de 2013 le dan a este consorcio 25 millones de soles como adelanto, cuando todavía no había iniciado los trabajos, no había nada. Y el último día de su mandato como Gobernador Regional, se entregan 42 millones de soles, ‘pitufeados’ en 133 recibos para poder justificar la salida de ese dinero, porque no se podía adelantar monto alguno por no haber nada de la obra, no había ni siquiera el terreno para el hospital. Esto fue firmado por el Gerente General de la región, Edmer Trujillo, que era el hombre de confianza de Vizcarra y uno de sus operadores”, agregó el periodista.

Sobre el caso del expremier César Villanueva, acusado de recibir dinero de Odebrecht, y cuya situación se ha complicado al conocerse unos audios en los que negocia con un fiscal, Rospligiosi señala que “dicen que esos audios, de Villanueva coordinando con el fiscal para protegerse, los obtuvieron de casualidad, así como fue lo de los jueces del Callao, que estaban escuchando a unos delincuentes”.

“Vizcarra ya sabía de esto y encubrió a Villanueva. Un testigo protegido denunció a Villanueva, que habría recibido dinero de Odebrecht, y los fiscales le informan a Vizcarra que saca a Villanueva de la Presidencia del Consejo de Ministros, pero no pide la investigación y lo encubre”, añadió el analista político.

Respecto al trato que reciben algunos investigados, a quienes se les tiene consideraciones que a otros no, Rospigliosi indicó que “parece que Camayo se reunía con Vizcarra cuando no era Presidente. A las personas que saben mucho las tratan bien, pero a sus enemigos los quieren meter presos. Hay dos razones por las que Vizcarra quería sacar a Chávarry de la fiscalía. Para presionar y perseguir a sus enemigos y para protegerse de las acusaciones en su contra”.