JEANINE AÑEZ
JEANINE AÑEZ

La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez manifestó ayer martes que ya “no quiere vivir”, dos días después de haberse generado lesiones en los brazos y en una jornada en la que la administración penitenciaria la sacó del penal en que está recluida para hacerle nuevas pruebas médicas.

“Ya no quiero vivir. Mis hijos necesitan hacer su vida. Ya no quiero más medicamentos que no sé cuáles son. Pido por favor a mis carceleros que me digan qué estoy tomando”, se lee en un mensaje de Áñez difundido en sus redes sociales.

PUEDES VER | Pilotos de evacuación en Kabul relatan los riesgos que vivieron

La publicación está acompañada de un texto que señala que la exmandataria boliviana se encuentra “muy débil” y que está sufriendo de “forma permanente”, ya que cada 10 minutos alguien ingresa a su celda “no se sabe a qué” y eso le tiene viviendo en “alerta”.

“Vive en alerta, angustiada, sin descanso porque desconoce qué le van a hacer. Si sedarla, envenenarla o trasladarla a un rumbo desconocido”, reza el mensaje.

Jeanine Áñez está detenida preventivamente desde marzo por un supuesto golpe de Estado basado en denuncias de presunta conspiración, sedición y terrorismo durante la crisis política y social de 2019 que derivó en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, luego de que este último cometiese un fraude electoral.

PUEDES VER |La dosis de refuerzo de vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson generó resultados prometedores en estudio