Algunos pacientes postcovid acuden al hospital Edgardo Rebagliati de EsSalud para reportar que siguen presentando tos, fatiga y dolores en la garganta, espalda o pecho, confundiendo esta sintomatología con una posible reinfección; sin embargo, luego de la evaluación médica se determina que son secuelas de la enfermedad.

El doctor Álvaro Bejarano, médico neumólogo del referido nosocomio, refirió que estos casos, conocidos como síndrome post COVID o COVID largo, se han hecho más frecuentes durante la segunda etapa de la pandemia.

Explicó que el virus que causa el COVID-19, una vez que ingresa al organismo, produce una inflamación en los pulmones, que afecta, principalmente, la función respiratoria y que después de 14 o 21 días que pasó la infección se presentan algunas secuelas.

Mencionó que las secuelas más frecuentes que deja el nuevo coronavirus son dolor de garganta, dolor en la espalda, dolor en el pecho y extremidades, sensación de fatiga, mayor cansancio, e incluso problemas para dormir (insomnio).

“Tenemos una gran variedad de síntomas persistentes de la infección. Esto no quiere decir que el paciente sigue infectado ni que ha recaído, lo que me indica es que la infección ha dejado una inflamación importante en el cuerpo y esto puede demorar semanas o meses en terminar de recuperarse”, apuntó.

El especialista informó que las secuelas a nivel pulmonar que deja el COVID en pacientes críticos son fibrosis pulmonar, bronquiectasia, neumonía organizada, bula pulmonar, estenosis traqueal entre otras.

El doctor Bejarano recomendó a los pacientes postcovid realizarse un control de imágenes de los pulmones transcurridos 3 meses después de la infección.

MIRA AQUÍ NUESTRA PROGRAMACIÓN EN VIVO.

SÍGUENOS TAMBIÉN EN YOUTUBE, FACEBOOK, TWITTER e INSTAGRAM.