Inmediatamente después de la conferencia del Presidente Sagasti junto a su gabinete, diversos especialistas se mostraron indignados y decepcionados por la timidez del Gobierno para dictar medidas realmente restrictivas.