Fuente: AFP

Estados Unidos autorizó ayer la reanudación “de inmediato” del uso de la vacuna de Janssen, filial belga de Johnson & Johnson (J&J), después de que su administración quedase prácticamente suspendida hace diez días por varios casos de trombosis en mujeres.

La decisión la tomó el organismo regulador, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, en inglés), poco después de que un comité asesor de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) lo aconsejara este mismo viernes.

“Hemos concluido que los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna (de Johnson & Johnson) contra la COVID-19 superan sus riesgos conocidos y potenciales en personas de 18 años o mayores”, afirmó Janet Woodcock en una rueda de prensa la directora en funciones de la FDA.

“Estamos seguros, agregó, de que esta vacuna sigue cumpliendo con nuestros estándares de seguridad, eficacia y calidad”.

El doctor Peter Marks, un alto funcionario de la FDA, en esa misma rueda de prensa, explicó que la reanudación tiene efecto “inmediato”, aunque a la práctica será efectiva este sábado por la mañana.

También indicó que a las personas que opten por la vacuna de J&J se les proporcionará una advertencia en papel sobre sus posibles riesgos.

MIRA AQUÍ NUESTRA PROGRAMACIÓN EN VIVO.

SÍGUENOS TAMBIÉN EN YOUTUBE, FACEBOOK, TWITTER e INSTAGRAM.