La campaña de Trump aplicó una demanda al sistema de justicia con el objetivo de lograr suspender el conteo.| Foto: Reuters
Asimismo, el equipo de trabajo del mandatario republicano señaló que se estarían suscitando irregularidades en “varios” condados de Wisconsin.

La carrera por quién llegará a la Casa Blanca aún no termina. Existen dos estados claves los cuales dictaminarían quien será el nuevo mandatario de Estados Unidos: Wisconsin y Michigan. En el primero, Joe Biden lideró en número de votos, mientras que en Michigan se vienen mostrando una gran inclinación al partido demócrata.

Frente a esta situación, el equipo de Donald Trump afirmó que se estarían suscitando irregularidades en “varios” condados de Wisconsin, mientras que en Michigan sus delegados no pudieron acceder al conteo en “numerosos” centros. Cabe mencionar que esta denuncia aún no ha sido corroborada pues el grupo de trabajo republicano no ha mostrado evidencias de ello.

“Han habido informes de irregularidades en varios condados de Wisconsin que plantean serias dudas sobre la validez de los resultados”, se detalló en un comunicado el equipo de trabajo de Donald Trump. “El presidente está dentro del umbral para solicitar un recuento y lo haremos de inmediato“, agregó.

En ese sentido, la campaña del actual mandatario aplicó una demanda al sistema de justicia con el objetivo de lograr suspender el conteo.

“Hemos iniciado una demanda en un tribunal de reclamaciones de Michigan para detener el conteo hasta que nos concedan un acceso significativo” señaló.

Asimismo, el equipo de Donald Trump solicitó también sean revisados los votos que ya han sido contados mientras que el grupo republicano no estuvo presente. Más adelante se conoció que igualmente recurrirán la justicia para suspender los votos en Pensilvania, señalando que las autoridades electorales prohibieron a los observadores que se acercaran a menos de 7,6 metros de los conteos.