Cynthia Viteri: “Cuando vives la muerte, no hay divisiones políticas”

254

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri relató en el programa Milagros Leiva Entrevista todo el proceso por el que la ciudad ecuatoriana tuvo que atravesar para lograr la contención de la pandemia, luego de ser una de las más golpeadas.

Viteri expresó los difíciles momentos que se tuvieron que atravesar al inicio de la pandemia, mencionando que no se llegó a considerar que un virus originado en China llegaría hasta Ecuador.

“La gente caía en la calle, haciendo cola en los bancos. Una pesadilla inimaginable”.

Mencionó que ahora la situación de Guayaquil es diferente gracias a las acciones de prevención tomadas, por las que hasta el momento, la ciudad lleva 77 días sin registrar muertes.

“Todos salimos como un batallón a buscar al enfermo en las casas, porque en los hospitales estábamos perdiendo la guerra” apuntó la alcaldesa, quien enfatizó la importancia de la ayuda mutua para sobrellevar la tragedia.

Asimismo, aseveró que una de las primeras estrategias que implementó fue convocar abiertamente a 500 personas que apoyen en visitar a los infectados por el virus y ayudar en las atenciones debidas.

“Para empezar a combatir al Covid en las casas, llamé a todo el mundo (…) Pusimos oxígeno por tubería para atender a los pacientes”.

Otra acción que indicó haber implementado fue la construcción de una planta generadora de oxígeno para la ciudad, como también la distribución y orden de las zonas para que puedan ser monitoreadas de manera más efectiva. “Mandamos a hacer sellos para cada casa, y así sabíamos que los médicos ya habían atendido ahí”.

Cynthia Viterio enfatizó que en medio de una crisis sanitaria que viene cobrando un gran número de vidas, no deberían existir las diferencias políticas, pues la ayuda debe prevalecer frente a salvar a los guayaquileños.

“Cuando vives la muerte, no hay divisiones políticas. Todos somos iguales, a todos nos puede llegar la muerte”, mencionó, agregando que otra de sus acciones fue contar con la ayuda del sector privado y los anteriores gobernantes para brindar apoyo necesario.

La alcaldesa de Guayaquil destacó la fuerza de los pobladores y la manera como se comprometieron a combatir de la mano el virus, detallando la necesidad imperiosa de brindarles las herramientas necesarias para que puedan protegerse frente a la emergencia.

“Era obvio que teníamos que darle la mascarilla a las personas. Estaban escasas, y no tenían dinero para comprarlas” comentó.

“Le he dicho a los guayaquileños que estaba orgullosa de cada uno de ellos (…) Les pedí a todos que ayuden. Somos un pueblo unido” finalizó.