OMS
OMS

El grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacaron que no hay indicios todavía de que la nueva variante ómicron del coronavirus provoque más casos graves de COVID-19 o con síntomas diferentes a los de cepas anteriores.

Mediante un comunicado, los expertos señalaron que el aumento de la tasa de hospitalizaciones por COVID-19 en Sudáfrica, el país donde se detectó la variante, podría ser resultado de un aumento general de los infectados, y no sólo de contagios específicos con la variante ómicron.

El grupo de estudio insistió en que “comprender el nivel de gravedad de la variante ómicron podrá tardar varios días o semanas”. Los expertos añadieron que la variante parece aumentar el riesgo de reinfección, pero que “todavía no está más claro si es más contagiosa” en otros casos.

PUEDES VER | OMS: “La variante ómicron nos recuerda que esto no se ha acabado”

Sobre la respuesta de los tratamientos antiCOVID, los científicos señalaron que los corticoesteroides y los antagonistas de interleucina-6 (IL6) parecen seguir siendo eficaces en pacientes graves, mientras que no hay conclusiones todavía sobre la respuesta de las vacunas existentes a la variante ómicron.

La ómicron, cuyos primeros casos se detectaron hace dos semanas y que preocupa por las más de 30 mutaciones que se han identificado, fue considerada “variante de preocupación” por el grupo de expertos de la OMS.

PUEDES VER | Ómicron: Chile prohíbe el ingreso de viajeros de África tras nueva variante del coronavirus