La realeza europea en riesgo. El príncipe Alberto II de Mónaco dio positivo a la prueba de coronavirus COVID-19 que se habría hecho a inicios de la semana, según informó la Casa Real.

Según el comunicado, el príncipe no se encuentra grave de salud, pero está en constante revisión y siendo monitorizado por su médico personal al igual que por especialistas del Centro Hospitalario Princesa Grace.

Al parecer, Alberto II sigue con sus funciones trabajando desde su residencia en la que se encuentra en constante contacto con los miembros del Gobierno, para tratar de manejar la emergencia que se presenta en todo el país.

A sus 62 años, el príncipe es parte de la población vulnerable, pero gracias a la rápida atención médica ha logrado mantenerse estable. Hasta ahora se desconoce si su esposa, la princesa Charlene (42) o si sus hijos Jacques y Gabriela (5) se han sometido a la prueba de coronavirus aunque se especula que sí.