Fuente: El Comercio | Foto: Andina
Se contempla de esta cifra, 2,600 adquirieron estas canastas a pesar que ganaban sueldos de 3,000 a 5,000 soles mensuales.

El contralor general Nelson Shack comunicó este jueves que se elevó a más de 9,000 la cifra de servidores públicos que habrían recibido las canastas de víveres destinadas a familias vulnerables y en situación de riesgo para ayudarlos a afrontar el estado de emergencia por la pandemia.

En la presentación de informe “Control en tiempos de Covid-19”, Shack comentó que a comienzos del mes de junio, la cifra era de 4,212, pero ahora, llega a más de 9 mil.

Comunicó que, de ese total, existe evidencia que 2,600 adquirieron estas canastas a pesar que ganaban sueldos de 3,000 a 5,000 soles mensuales.

La mayoría de estos casos se situan en Lima, Iquitos, Junín, Piura, Cajamarca, Cusco y Huancavelica.

Shack señaló que las razones que motivaron la intervención del órgano de control fueron: padrones de beneficiarios desactualizados, canastas que no fueron entregadas o llegaron tarde, apropiación de productos para reducir su peso, así como falta de registro sanitario o de fecha de vencimiento.