La Comisión de Constitución del Congreso emitió un pronunciamiento en el que rechaza la investigación iniciada por la Fiscalía de la Nación a los parlamentarios que continuaron con la designación de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC), a pesar del fallo de una jueza supernumeraria que ordenó suspender este proceso.

Recordemos que, en la víspera, el Ministerio Público informó del inicio de diligencias preliminares contra los congresistas que resulten responsables de la presunta comisión del delito de resistencia o desobediencia a la autoridad.

Al respecto, el grupo de Constitución remarcó que el proceso de elección de los tribunos es “competencia exclusiva y excluyente del Congreso”, establecida en el artículo 201 de la Constitución, por lo que “no puede ser menoscabada por ningún funcionario público”.

“La Comisión rechaza todo acto que pretenda transgredir las competencias que les han sido otorgadas a los distintos órganos de rango constitucional”, subrayó.

Asimismo, los integrantes de dicho grupo parlamentario enfatizaron que los congresistas no son responsables ante autoridad ni órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emiten en el ejercicio de sus función, de acuerdo al artículo 93 de la Constitución.

“En consecuencia, el inicio de indagaciones preliminares por parte del Ministerio Público, por votos emitidos por los congresistas de la República, representa una vulneración a la prerrogativa de inviolabilidad parlamentaria de voto y opinión, así como el artículo 99 de la Constitución, que garantiza el fuero parlamentario”, reprocharon.

Por ello, la Comisión de Constitución recomendó el impulso de los mecanismos parlamentarios necesarios, a fin de defender la autonomía funcional del Congreso, ante los intentos de interferir en sus competencias constitucionales.