Las intensas lluvias ya comienzan a causar destrozos en el país. Al menos 30 viviendas resultaron afectadas por los huaicos en Arequipa el último fin de semana cuando inundaron diversas calles de la ciudad. Hoy, las personas de estos lugares temen que un panorama similar se vuelva a repetir. Sobre uno como el que dejó el verano de 2017 cuando el niño costero azotó el país.